Retrato de una reseñista menospreciada

Todos sabéis que no soy muy dada a meterme en polémicas sobre blogs, canales de Youtube y demás, porque suelen estar magnificadas como si no hubiera vida más allá de Internet. Pero hoy voy a hacer una excepción, una excepción propiciada por este artículo, porque considero que este tema sí que trasciende la red. 

Dado que habla del fenómeno Booktube, tal vez sería más apropiada una respuesta en vídeo. Pero de momento necesitaba dejarme de mensajes de 140 caracteres y retuits de las opiniones de otros; necesitaba expresar mi propia opinión al completo, y hacerlo por escrito me resulta mucho más rápido. Porque, al contrario de lo que parece opinar Ana Garralón, subir vídeos ocupa bastante tiempo, no solo mientras se graba, sino también antes y después. Obviamente, con esto no quiero desprestigiar el contenido escrito; yo soy la primera que utiliza ambos métodos. Es solo un dato sobre lo que supone, al menos para mí, ser booktuber; uno de otros tantos datos que Ana Garralón desconoce sobre este fenómeno (o que conoce y ha decidido ignorar en su artículo). 

"Teniendo en cuenta que hay videos que duran quince minutos sorprende que los booktubersno hagan reflexiones sobre narradores, tiempo, espacio, figuras literarias... en fin, todo esoque la crítica por escrito se cuida de observar y valorar. Pero, claro, estos comentadores conocen muy bien a su público, lector o no lector al que hay que animar, y es mejor hablar ligero. Por eso utilizan un lenguaje común donde pueden decirse cosas como “novela autoconclusiva”. Si es un libro que se titula Héroes comentan que se trata de una “fantasía heroica”, o “va de dragones” si el título es Dragón."

La autora parece convencida de que los booktubers ingnoramos la forma en nuestras recomendaciones. Se supone que todos (porque ha visto a muchos y sabe que somos idénticos, que nos fijamos y comentamos las mismas cosas sin excepción) nos centramos solo en el fondo, o mejor dicho, en la superficie, porque al parecer somos unos lectores demasiado vagos y simples como para analizar más allá. Así que, bien, vayamos con la forma del artículo de la señora Garralón. Hay algo en su estilo que me llama poderosamente la atención, y es cómo habla de su público, es decir, de los jóvenes –Ana Garralón es crítica literaria especialista en literatura infantil y juvenil–. En mi humilde opinión, hay una línea muy fina entre la ironía y la condescendencia, y creo que en este artículo se ha cruzado sin duda alguna. Esto anula en gran medida el efecto del texto y de algunos argumentos que, expresados de manera más respetuosa, podrían haberme convencido. 

"Para esta comunidad si un libro es cortito se lee “rápido” pues elementos como el flujo de conciencia, el monólogo interior, la prosa retórica, la intertextualidad o el experimentalismo –por citar algunos pocos que tan bien nos recordó David Lodge en El arte de la ficciónestán fuera de su radio de entendimiento".
Pero en fin, igual es que soy muy susceptible, o que en mi inexperta juventud no sé cómo interpretar un artículo. 





Ah, y otro apunte respecto a la forma. Como estudiante de periodismo no he podido dejar de fijarme en las "citas de nadie" ("“hablado es más interesante”, dicen, y así es más fácil compartir el entusiasmo con el “mundo entero”. Algunos otros argumentan(...)"). No digo que no sean motivos reales de los booktubers, pero, dado que efectivamente lo son, el hecho de que Ana Garralón no cite a uno solo en concreto es una muestra más de la poca investigación real que ha realizado antes de escribir este artículo. Como nos enseñan en la facultad (al fin algo que, en su opinión, me califica para hablar, porque quien no tenga estudios superiores al parecer tampoco tiene derecho a expresarse y ser considerado digno de ser tenido en cuenta) estas citas ambiguas y sin fuente no son más que una forma de enmascarar lo que el autor cree que la gente piensa sin tener que molestarse en comprobarlo. Tal vez ahí, y no más adelante, sí que hubiera hecho falta una cita real, con nombre y apellidos, y no un "se dice/se comenta/se oye en la calle/algunos opinan que".

Pasemos ya al contenido. Según el artículo, los booktubers son una plaga de pseudocríticos insulsos, ignorantes y superficiales que ni saben ni quieren analizar una reseña como Dios manda, para empezar porque los libros que reseñan no son novelas como Dios manda. 

"Tienen a John Green como buque insignia, les fascinan las sagas, las trilogías, la literatura cuanto más fantástica mejor, lo que lleve la etiqueta de juvenil es perfecto para ellos (...) Es común que el comentario no traspase la capa superficial del argumento, pero sospecho que eso sucede porque el libro no tiene una segunda capa siquiera. Teniendo en cuenta que hay videos que duran quince minutos sorprende que los booktubers no hagan reflexiones sobre narradores, tiempo, espacio, figuras literarias... en fin, todo eso que la crítica por escrito se cuida de observar y valorar. Pero, claro, estos comentadores conocen muy bien a su público, lector o no lector al que hay que animar, y es mejor hablar ligero".


En lo que respecta al velado desprecio a la literatura juvenil (si tiene tan bajo concepto de ella, ¿por qué se especializa en su crítica?) podría verter ríos de tinta (o de pixeles), pero lo resumiré así: hay libros buenos en la literatura adulta y libros buenos en la literatura infantil y juvenil, y hay libros malos en la literatura juvenil e infantil, y también en la adulta. Discriminar a todo un género en este aspecto es la auténtica prueba de ignorancia literaria. 

Después de esta actitud, no resulta extraña la tremenda generalización de meter a todos los booktubers en el mismo saco: ninguna de sus (de nuestras) reseñas tiene profundidad, nos fijamos en el contenido, y solo lo justito y evidente. Pues bien, no sé cuántos vídeos de booktubers habrá visto Ana Garralón para opinar (y, de hecho, me gustaría saberlo) pero desde mi experiencia me temo que discrepo con su categorización: algunos se fijan más en el argumento, otros en las sensaciones que transmite el libro, otros en el estilo, en los personajes, otros en una mezcla de todo... En Booktube, el Booktube que yo conozco hay variedad. No sé cuál conocerá Ana Garralón.

Casi todo en este artículo poco menos que me indigna, pero hay una frase que realmente me hace muchísima gracia: 

"Atención, libreros, un dato significativo: estos jóvenes no suelen pisar las librerías, se abastecen en internet o en ferias donde es indispensable acudir para obtener dedicatorias y hacer un poco de vida social".
Es una joya palabra por palabra. ¿Que no pisamos las librerías? Que se lo digan a las estanterías "llenas de gruesos tomos" a los que hace referencia en su propio artículo. Que se lo digan a los dependientes de las librerías de Zaragoza que ya se conocen mi cara, y a todos aquellos amigos míos que donan libros a la biblioteca porque ya nos les caben en sus casas. Pero un momento. ¿Biblioteca? ¿Qué es eso? Los booktubers jamás las pisamos, si sobrepasamos el umbral, nos quema. Son demasiado analógicas para nosotros. 

Porque claro, como colgamos contenido en la red, únicamente existimos a través de internet. Excepto cuando vamos a ferias para obtener firmas de las que fardar en nuestros canales y para simular que tenemos vida social real, claro. Sí, todos nosotros tenemos un ebook, todos nosotros nos "abastecemos en internet", lo cual es terrible, incluso si "abastecerse en internet" significa comprar a través de las webs de las propias librerías. Digital caca. Progreso caca. Todo internet es ilegal. 

Parece que la autora está molesta (sí, digamos "molesta") porque sus críticas eruditas de experta literata no tienen tanto éxito entre su público objetivo como los vídeos de una comunidad de jóvenes espontáneos y sin preparación específica para oh, Dios, dar su opinión. Tal vez sea una locura, pero a lo mejor es porque ese público prefiere que le hablen de tú a tú y le recomienden a que le traten con condescendencia y le impongan lo que debe leer. Porque es muy bonito decir que la educación y la cultura son la base de una sociedad, y llevarse las manos a la cabeza porque ay, estos jóvenes de hoy en día, que no leen, que nada más piensan en los videojuegos y en el Internet. Pero resulta que los jóvenes sí que leen, leen tanto que han creado fenómenos como los blogs literarios o Booktube, pero resulta que eso no cuenta, porque la mayoría de ese contenido está destinado a la literatura juvenil. Y claro, la literatura juvenil no es literatura, qué desfachatez, cómo se les ocurre llamar literatura a la literatura juvenil, ni que su propio nombre lo indicara, oigan. Nada, que los jóvenes NO LEENcomoyloqueciertogrupoelitistayanticuadoquierequelean, Y PUNTO. 

Retrato del reseñista adolescente se dedica a echar por tierra una iniciativa que hace algo tan terrible como fomentar la lectura y el intercambio de opiniones literarias entre los jóvenes. Esta forma de expresión es, por supuesto, totalmente incompatible con los críticos literarios de toda la vida. Semejante obra maestra merece ser leída entera y comentada casi frase por frase, pero creo que yo lo dejaré aquí. Lamento que mi bagaje lector no dé para cerrar este "artículo" con una referencia tan exquisita como la que Ana Garralón hace sobre David Lodge, pero es que, como dijo Marta Álvarez en su post Retrato de una reseñista menospreciada, "a mí no me va citar a grandes nombres para reafirmar mi erudición y superioridad intelectual".


Compártelo en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

25 comentarios:

  1. TODO DE ACUERDO CONTIGO, SINCERAMENTE a la gente le falta visión hoy en día.

    ResponderEliminar
  2. Ahora mismo estoy aplaudiéndote a la distancia. Es increíble como esta mujer pasa el límite, y rebaja el sentido de la palabra Booktuber, de como desprecia la literatura juvenil como si fuera basura. La verdad es que si a nosotros en quince minutos no nos da para nada sino para decir tonterías ni proezas, no sé como ella ha conseguido escribir este artículo sin extenderse a tantas hojas. Parece que como se ha quedado sin temas, pues ahora la diana que sean los Booktubers. Yo empecé hace poco, pero porque no sea una crítica de un periódico no significa que no puede reseñar o dar mi opinión sobre algunos libros. Además, yo en ningún momento quiero ser un crítico, solo expresar lo que me ha llamado de tal libro, lo que no, y ver si esto a los demás lectores les interesa y buscan nuevas lectoras. Luego, si no se puede empeorar más, sigue con su actitud, y para dejar el lado el poco recibimiento que ha tenido su crítica, nos tacha de personas simplonas que no saben interpretar un texto. Y encima dice que no pisamos librerías, pero es que yo creo que no pensaba mientras escribía. Para mí Blogger, Booktuber, o cualquier plataforma, es solo un medio más para poder fomentar la lectura y punto. Somos lectores.

    Un beso!
    Marina

    ResponderEliminar
  3. Un comentario perfecto y un final aún mejor.
    Está claro que hay personas capaces de cerrarse en banda, que no ven más allá de sus narices y que no se dan cuenta del bien que hace a la literatura (ya sea juvenil o del género que sea) las reseñas de bloggeros y booktubers.

    ResponderEliminar
  4. Hola^^
    Ole, ole y ole, totalmente de acuerdo contigo.
    besos!

    ResponderEliminar
  5. Bravo, Marta, muy buena contestación *Aplauso*

    Yo no soy BookTuber, pero en cierto modo las opiniones vertidas en el artículo también me fastidian, como joven, como lectora, y en particular, como lectora de LIJ.
    Ni todos los libros de LIJ son malos, ni todos los de otros géneros buenos. Es innegable la gran repercusión en cuanto a fomentar la lectura que tiene BookTube y que la "mayoría" de las recomendaciones sean de literatura juvenil no le resta mérito. No se es más erudito por leer (quién sabe si a disgusto o por “postureo”) a algunos de los grandes literatos o de los clásicos que por leer a autores que dirigen su obra a jóvenes, que, dicho sea de paso, muchas de estas obras tan "ligeras" tienen interesantes reflexiones camufladas entre una historia para jóvenes.

    Traslado la crítica que se hace en el artículo sobre que se deja la forma de lado a una reflexión sobre la pintura y la música. Yo no entiendo de pintura, no entiendo de técnicas ni de corrientes pictóricas, pero entiendo de arte (como todo ser humano). El arte despierta sensaciones, no hace falta tener conocimientos académicos para admirar o recomendar la belleza. No hace falta saber la la estructura rítmica o armónica de una composición musical para que recomiendes una pieza musical porque te ha emocionado particularmente o porque te ha conmovido. Pues con los libros igual.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola!!
    Estoy totalmente deacuerdo contigo, no se puede hacer menos el trabajo de nadie, por que el leer un libro, realizar una opinión llamese hablada (book tober) o escrita (blogger), genera un esfuerzo, ya que estas expresando la opinión que tiene uno respecto a un libro que nos a o no gustado y con esto no le estas haciendo daño a nadie, al contrario, hace que las personas que te siguen conozcan un libro o autor que posiblemente no conocian, o que se genere un debate respecto del gusto del libro con los que ya lo hayan leído, además de que te permite conocer a más personas las cuales tienen los mismos gustos que uno por la lectura.

    Si bien es cierto que en este basto mundo de las redes sociales, uno se encuentra con personas de cualquier índole, personas quienes abren sus blogs o canales para que los patrocinen las editoriales, eso no lo veo mal, ya que aún así, estan captando la atención de nuevos lectores, además que hablamos con un lenguaje coloquial, el cual entendemos todos como se diria vulgarmente, hablamos el mismo idioma, y eso es lo que hace que nos llame la atención un libro, ya que los análistas literarios estan enfocados a su lenguaje con tecnisismos que muchos de los lectores más jovenes y por que no hasta a mi en ocasiones me es complicado entenderles.

    Pero bueno creo que esa es solo la opinión de la columnista que al parecer no esta bien informada respecto de tema que ha tratado, pero tambien es parte de la libertad de expresión, que si bien no estoy deacuerdo con lo que opina ha servido para generar un debate respecto de su artículo.

    ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Excelente, creo que le has dado donde duele ;)

    ResponderEliminar
  8. *clap* *clap* *clap*

    No tengo más que añadir. Un aplauso, Marta. Eres enorme.

    ResponderEliminar
  9. Hola! Acabo de llegar a tu blog y menuda sorpresa más grata me he llevado con este artículo que has escrito. Estoy de acuerdo en todo! El el fondo le debe de picar que los booktubers tengan más repercusión entre la juventufd que ella que se debe considerar una eminencia por tener"estudios superiores". Pues no, señora, para hacer una buena crítica solo hace falta que te salga del corazón.
    Me quedo por aquí!
    Bsos!

    ResponderEliminar
  10. Completamente de acuerdo en todo.
    Yo también me he fijado en las citas indeterminadas... Es evidente que la mujer no ha querido investigar demasiado ni le preocupa argumentar sus opiniones, cosa que dice bastante de la profundidad que puede tener su artículo.

    ¡Gran artículo (el tuyo)!
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  11. Te aplaudo desde Perú, simplemente eso :)

    ResponderEliminar
  12. ¡Eres genial martitara! Cuando lei el articulo original quise comentar pero no se podia. Estoy completamente de acuerdo con tus palabras. *se pone de pie y aplaude muy fuerte*(Desde Argentina)

    ResponderEliminar
  13. No creo que haya nada más que añadir, señorita. Fantástica respuesta, que espero que esté al nivel de la señorita Garralón, ya que proviene de alguien con estudios, lo que imagino, otorga el derecho a réplica. ¿O hay que cumplir los cuarenta para poder contestar a la susodicha? En fin, qué pena de tiempo libre que tiene algunas literatas, oiga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Cuando se escriben entradas así cuesta comentar, ¿sabes? ;)
    Es que parece que todo está dicho.
    Solo puedo deciros que ÁNIMO y vosotros pongáis esfuerzo en lo que queráis y creáis que merezca la pena e ignoréis los menosprecios de los demás, que son los que verdaderamente no innovan (con todo el respeto y en mi opinión).
    Un besito :D

    ResponderEliminar
  15. Ya tienes una estatua con tu cara y un día de fiesta en cada comunidad. Ole, no tengo nada más que añadir.

    ResponderEliminar
  16. Si es que qué forma de desprecio hacia nosotros ha hecho la tia esta, debería darle vergüenza. Me encanta el artículo ❤

    ResponderEliminar
  17. Estoy completamente de acuerdo contigo, ¡Qué buen post! No le encuentro un objetivo en el artículo de Garralón más allá de menospreciar a los booktubers desde un punto de vista absolutamente elitista. Un beso, ya sigo tu blog :)


    ResponderEliminar
  18. Me ha encantado tanto esta entrada, que me la he leído desde mi minúscula pantalla de móvil, porque no he podido esperar a encender el ordenador. He de decir que sigo el mundo booktube y blogger desde hace poco, pues siempre he leído, pero nunca estuve enterada de su existencia. Desde entonces y gracias a personas como tú, me habéis enseñado y recomendado libros que nunca quizá hubiera conocido sino.
    Puedo entender que esta señora, esté molesta con vuestra comunidad porque ella considera que se ha formado y con esfuerzo ha llegado a ser crítica, pero ha perdido la batalla con las formas totalmente. Es absurdo menospreciar a la gente que no ha estudiado para desempeñar ese trabajo o para lo que sea.
    Creo que tanto a ti como al resto de la comunidad os gusta leer, por supuesto, y compartir vuestras opiniones (como personas de librepensamiento que somos) de un modo más ameno, que críticas estilo cineastas de periódico, que lo único que consiguen es alejarse de la gente con ese tono tan sumamente sabelotodo y apadrinado. Prueba de ello son las contraportadas que últimamente encuentro con palabras de gente de esta comunidad, que tienen más valor para quien elige un libro que las de por ejemplo esta señora.
    Además, he observado que muchos de los booktubers que hay, también se dedican a leer clásicos, algo que ha obviado porque no le interesa, o no se ha informado lo suficiente como debería antes de hacer una crítica como esta.

    Resumiendo esta biblia, encantada contigo y con tu comunidad y a seguir con lo que hacéis, porque tenéis mucha gente que os sigue interesada en lo que nos podáis contar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Creo que ya está todo dicho. Esto lo haces en un escenario y con una comunidad de bloggeros, booktubers y lectores entre el público y te aplaudimos, te hacemos la ola y te ponemos un monumento. No hay nada más que añadir, lo has dicho todo.
    un saludo

    ResponderEliminar
  20. Me ha encantado. Sobretodo porque yo también he escrito mi propia versión de respuesta, pero te has centrado en otros puntos en los que yo no (como en el hecho de que no cita directamente a los supuestos BookTubers de los que recoge esas citas, es algo que se me pasó por completo con la mala leche).

    "Pero un momento. ¿Biblioteca? ¿Qué es eso? Los booktubers jamás las pisamos, si sobrepasamos el umbral, nos quema. Son demasiado analógicas para nosotros.

    Porque claro, como colgamos contenido en la red, únicamente existimos a través de internet. Excepto cuando vamos a ferias para obtener firmas de las que fardar en nuestros canales y para simular que tenemos vida social real, claro. Sí, todos nosotros tenemos un ebook, todos nosotros nos "abastecemos en internet", lo cual es terrible, incluso si "abastecerse en internet" significa comprar a través de las webs de las propias librerías. Digital caca. Progreso caca. Todo internet es ilegal."

    Maldita manía de equiparar adquirir libros a través de Internet con ilegalidad... que lo único que hace con esto es demostrar su ignorancia en el tema.

    "Nada, que los jóvenes NO LEENcomoyloqueciertogrupoelitistayanticuadoquierequelean, Y PUNTO."

    Ese es un tema al que quiero dedicarle yo también algún vídeo/post o algo... más que nada porque estoy haciendo filología y he tenido profes excelentes que también han tenido actitudes de esas de si es juvenil no es literatura etc. (el día que mi profe favorita de literatura inglesa dijo que Harry Potter no lo es se me cayó un mito). ¿Cuándo se darán cuenta que, en muchos casos, si descubren su gusto por la lectura a través de la literatura juvenil querrán más hasta el punto de investigar algunos de esos clásicos que tanto adoran?

    En fin, que perdón por la parrafada. En plan publi subliminal (nada, no es en plan incordio ni nada, es por si te interesase leer mi contestación a la sra esta http://la-otra-esfera.blogspot.com.es/2014/09/retrato-de-la-critica-pedante-una.html) y ya me despido.

    ¡A seguir promoviendo la lectura con tus vídeos y el blog!

    Un saludo ;)

    ResponderEliminar